Carta del Presidente

Apreciadísimo hermano sacerdote,

El escritor del libro del Eclesiastés valora tanto la amistad que llega afirmar, “quien ha encontrado un amigo fiel ha encontrado un gran tesoro (Ec 6:14).”

En nuestra jornada de fe y ministerial, nuestros amigos son una gran bendición. Son aquellas personas quienes con sus oraciones y apoyo incondicional nos dan evidencias tangibles de bendiciones en muchas ocasiones de nuestra existencia. Espero que no necesitamos un momento especifico, creado por “hallmark” para recordarles a nuestros amigos lo importante y la gran bendición que son en nuestras vidas; no obstante, aprovechemos este momento, ya creado, para que celebremos con ellos la grandeza de la amistad.

Con gusto les comparto que la Mesa Directiva de ANSH se reunió en la bella ciudad de Milwaukee, anfitriona de la convocación para éste año del 18-21 de septiembre. Como suele decirse, “vamos viento en popa” con los preparativos. Agradezco, en nombre de los Padre Mario, Manuel y José, al Padre Hugo Londoño por la generosidad de su hospitalidad.

El Señor Obispo, Monseñor Jerome E. Listecki y los padres están muy contentos de recibirnos y desde ya se ve y se siente la alegría con la que nos van a recibir. Los invito para que unidos en oración pidamos al Padre Celestial, por la gloriosa intercesión de nuestra Madre de Guadalupe, Reina y Señora de ANSH, para que sea una gran Convocación, llena de bendiciones. Pronto les estaremos haciendo llegar información más detallada sobre la Convocación.

Hemos tenido unos cuantos retos con la planeación de los retiros, pero seguimos trabajando para que estos sean una realidad, ya que son de gran importancia para muchos de nosotros. Gracias por su paciencia.

Una vez más, gracias por el privilegio de servirles. No olvidemos de unirnos, el 12 de cada mes, en la Santa Misa, implorándole a nuestra Madre de Guadalupe que bendiga, protege y guie a nuestra asociación.

Con renovado afecto,

Padre Brando Ibarra
Su Hermano y Amigo – Presidente de ANSH