Carta del Presidente

“Ven con nosotros a caminar, Santa María, Ven!”


May, 2018

Apreciadísimo hermano sacerdote,

Caluroso y cordial saludo al inicio de este mes de mayo, mes de las madres, mes de nuestra Madre del cielo.

Estamos a pocos meses de nuestra Convocación Anual, esta vez en la bella ciudad de San Antonio, TX, del 1-4 de octubre, 2018. Nuestra gratitud al su Excelencia Monseñor Garcia-Siller, por abrirnos las puertas de su Arquidiócesis, y de manera muy especial a nuestros hermanos sacerdotes hispanos y la gente bella de San Antonio, quienes están haciendo todo lo posible para que nuestra Convocación sea una experiencia bella.

ANSH siempre se ha preocupado porque en cada Convocación tengamos expositores de una calidad única que nos ayuden a entender y valorar nuestra misión y ministerio como sacerdotes hispanos en esta gran nación.

Este año tenemos el privilegio de contar con la presencia de nuestro Nuncio Apostólico, Excelencia Christophe Pierre, gran embajador de nuestro Sumo Pontífice, Su Santidad Francisco, conocedor de nuestra realidad latina en los Estados Unidos y pastor con gran celo por el evangelio quien desea compartir con nosotros su visión pastoral.

Contamos, de igual manera, con dos grandes expositores y escritores en la dimensión de la formación humana del sacerdote, para que podamos servir y amar a la Iglesia como se espera de nosotros.

Para no correr con ningún tipo de contra-tiempos y a la luz de que es una “norma general en cada diócesis para clero visitante, es imperativo hacer llegar, con tiempo, las cartas de “buena conducta y buena moral” a la Arquidiócesis de San Antonio.

De acuerdo a nuestros estatutos, este año elegimos nuestro Presidente para el periodo 2019-2021. En un espíritu de oración y guiados por el Espíritu de Dios vayamos pensando en aquellos hermanos, que puedan desempeñar la noble y grandiosa labor de Presidente de ANSH, y a quienes, desde ya, podemos ir nominando.

Ojala ya estemos haciendo las reservas del hotel, que cuenta con una ubicación excelente para nuestra Convocación.

Sabemos que los “grandes embajadores” de ANSH somos todos y cada uno de nosotros que hemos tenido el privilegio de ser parte de esta grandiosa Asociación.

Una vez más, gracias por el privilegio de servirles.

Esperamos continuar con sus oraciones y la Santa Misa en honor a nuestra Madre Santísima de Guadalupe implorándole que bendiga, proteja y guie a nuestra asociación.

Con renovado afecto,

Padre Brando Ibarra
Su Hermano y Amigo – Presidente de ANSH